Lunes bridal, Novias

La novia de la caperuza y el ramo de peonias

Ella es Sandra la  novia de la caperuza y el ramo de peonias, sin duda una novia romántica a más no poder con un vestido de novia clásico con una espalada con escotazo, un ramo precioso con peonias burdeos y una delicada diadema de hojas color dorado con detalles de cristales. Una boda  urbana que se celebró en el corazón de Madrid que estamos seguras de que os inspirará muchísimo para organizar vuestro gran día. 

¡No os perdáis los fotones de Ana Encabo porque son tan bonitas!

¡La novia !

Sandra confió el maquillaje y la peluquería Oui Novias (Victor Maresco), eligió un moñito bajo con trenzas y un efecto natural para el maquillaje. 

Los pendientes y la diadema  fueron diseño de Lia Terni.

El ramo nos encanta ( Penascola ) , ya sabéis que últimamente estamos obsesionadas con los ramos monoflor, más estilo américano, de hecho, el año pasado publicamos una sesión de fotos con un ramo muy parecido ( os dejamos aquí el link, Lucia la novia con luz propia)

Sandra eligió un vestido de novia  muy versátil que constaba de una falda, dos cuerpos y una capa-velo, todo ello diseño a mediada de Carmen Halffter

Los zapatos fueron unos Valentino nude.

Este modelo en concreto y este color es uno de los que más se repite en Las novias Tatín, junto con unas sandalias de YSL y los Jimmy Choo Glitter, dentro de las novias amantes de los zapatos por supuesto. También, hemos publicado novias con bailarinas y con zapatos de Zara que estaban ideales. 

Las alianzas son de Suarez. 

Aquí podéis ver el detalle del peinado más de cerca, un moño bajo , con un punto deshecho y con trenzas, un must de las novias. 

El primer cuerpo del vestido era sencillo, de manga larga y escote en la espalda, combinado con una falda con volumen y cola. 

La caperuza transparente era simplemente maravillosa.  Aquí os dejamos otros Lunes bridal con novias con capa ( la novia de la mantilla capa, la novia de la capa mágica )

Aquí podéis ver el total look de la novia, una novia que mezcló varias tendencias y que consiguió un look clásico con u twist. Siempre os decimos que los vestidos de “novia novia” no tienen porque ser aburridos, el truco está en darle tu toque personal, como añadir una capa-velo, un ramo con un “punch” de color o un segundo top para la fiesta. 

El novio llevaba chaqué , chaleco y camisa de Silbon, corbata de Purificación García y Scalpers, zapatos de Yanke y gemelos de Hugo Boss.

¡Sí quiero!

La iglesia elegida fue Santa Gema

¡Nosotros!

La celebración tuvo lugar en el hotel Villamagna, confiaron en la decoración de Penascola y como detalle original contrataron la coctelería molecular de Spirit Grapes. 

¡Momentos especiales!

Pusieron narices rojas para los invitados de la Fundación Theodora. Siempre nos preguntáis por los detalles para los invitados y siempre os contestamos lo mismo, que lo mejor es apostar por algo solidario. 

El primer baile

Fotones de Ana Encabo

Entrada anterior

La novia de las plumas de cisne

Próxima entrada

Teresa Helbig: Premio L'Óreal a la Mejor Colección en MBFW Madrid