Editoriales, Novias

Martina la novia millenial

Os presentamos a Martina, la novia millenial ,  ella es de las que no tiene demasiadas ideas preconcebidas . No le importa demasiado lo que debe o no debe llevar una novia, ella se pone lo que le gusta.  ¡Y es que Martina tiene bastante salud mental! 

¡Preparadas para ver todos los fotones de Maorlan!

Martina no quiere complacer a nadie, no necesita llevar el vestido más viral o el que vaya a gustar más a sus amigas. Ella es de las que disfruta buscando un vestido con el que sienta guapa y sexy al mismo tiempo.

No sé ve con algo demasiado clásico, pero no quiere renunciar ni al color blanco ni a la manga corta o media manga. Martina es una de esas novias que necesita  mezclar lo femenino con lo sexy en su vestido de novia.

Muchas estaréis pensando que nos hemos vuelto locas, al proponeros un vestido con aberturas en la cintura y escote en la espalda.

¡ La espalda es otro rollo!

Pero, nosotras creemos que una novia puede apostar con diseños más arriesgados, cómo este vestidazo de Alicia Rueda, manteniendo un punto dulce y romántico al mismo tiempo.

 Por eso, lo combino con un tocado de piedras naturales (Cocoluco) y un ramo donde el rosa era el protagonista ( Marina Aguirre )

El maquillaje era muy favorecedor , mirada ligeramente marcada en tonos caquis y labios frambuesa matado (Amaia Lauzirika) y  el peinado era muy especial:  una melena con ondas suaves adornada por una corona de trenza (Sarainstyle ).

La espalda del vestido era otra de las partes más espectaculares del vestido, a diferencia de otros diseños, el escote de la espalda comenzaba a la mitad. 

¡Una nova de rompe y rasga!

Decidimos combinarlos con unos zapatos de ante rosa, tacón finito y pulsera, para darle ese punto elegante al look (Luisa Toledo).

Estibaliz Abasolo dió vida a nuestra particular Martina, una novia millenial que simplemente busca un vestido de novia con el que verse guapa y en su estilo. 

Nos despedimos hasta la vuelta de semana Santa con estas fotos tan bonitas en el caserío Olagorta.