Lunes bridal

La novia del vestido de las mil capas de tul parte I

La novia del vestido de las mil capas de tul parece sacada de una novela inspirada en una isla bucólica y si leís a continuación la  “Volviendo al plan por el lago Maggiore. Tras cruzar los Alpes, tuvimos que correr para coger el último ferry que nos llevaría a Isola Bella, una de las islas Borromeo, donde íbamos a pasar la noche. Cuando llegamos, la isla estaba desierta y llovía muchísimo, por lo que decidimos ir a cambiarnos para salir a cenar. Cuando salimos, la luz era espectacular, un atardecer en una isla, totalmente solos, donde todas las esculturas de piedra nos rodeaban y en ese momento me pidió matrimonio”

La historia de Victoria y Jon nos cautivó desde que abrimos el mail que nos envió esta joven arquitecta seguidora de Las Bodas de Tatín. Se casaron en un palacio idílico en el sur de Francia ( aquí puedes recordar otro Lunes Bridal en el mismo lugar) con un vestido romántico y lleno de rollazo al mismo tiempo. Os vais a enamorar de todas las fotos de Chachacha fotografía.

Como ya sabéis somos unas fanáticas de los moños de bailarina para novia, nos parecen elegantes y estilosos a más no poder.

También nos encantó la diadema de Victoria cuajada de pedrería y a juego de la parte  de arriba del vestido.

¡ Sí a los botones en la espalda!

Los zapatos bicolor con la puntera negra tan iconica de la firma Chanel, fueron un regalo de las amigas de la novia.
La emoción de los últimos momentos de soltera

 

“Empecé a pensar qué vestido de novia me gustaría tener. Me imaginaba capas, tul, una cola infinita, algo difuso. Todas estas ideas las hablé con mi madre. Ha trabajado toda la vida en moda como directora de Escada en Zaragoza. Para mí era muy importante elaborar junto a ella un boceto de mi vestido de novia. Necesitábamos a alguien que supiera plasmar nuestras ideas. La solución fue una tienda en Zaragoza, Ríos, donde con su experiencia de años y años confeccionado vestidos de novias conseguimos llegar a un resultado extraordinario.”

“Los pendientes me los regaló mi hermana y su novio, que también diseñamos y llevamos a un joyero a que nos los hiciesen.  “

“Desde hace un tiempo, en mis ratos libres, comencé a hacer invitaciones de boda para amigas y he tenido alguna pareja a la que también se las he hecho sin conocerlas, @victoriacollarocampo. Siempre intento no sólo cerrarme al diseño de las invitaciones, sino que busco un concepto general para la boda, elaborando así todo lo relacionado con el diseño gráfico del evento. Ante todo buscando algo totalmente dirigido a la pareja, lugar… Siempre con una historia detrás.  Ahora me tocaba desarrollar el concepto de mi propia boda! Lo teníamos claro, todo iba a girar en torno a Isola bella. Cogimos como referencia, las esculturas, obeliscos y todo tipo de geometrías talladas en piedra que había alrededor de la isla y en torno a eso, desarrollé las invitaciones de boda y posterior decoración del lugar.”

“Jon se hizo el chaqué a medida en la sastrería Pedro Bernal en  Zaragoza, San Clemente @sanclementestore, que trabaja con la marca italiana Caruso, e hicieron un trabajo espectacular, siendo totalmente objetiva…Los zapatos es lo primero que tuvo claro, en un vuelo a Madrid, fuimos directos a Church’s a encargarlos”.

 

De camino al altar

“De las flores se encargó Virginia de Sunday Atelier @sundayatelier y Julia de Juliatellechea @tellecheajulia, hicieron un trabajo espectacular, supieron plasmar todo lo que buscábamos”

“Soy de Zaragoza y Jon de San Sebastián. No me imaginaba casarme lejos de la Virgen del Pilar pero la familia de mi marido tiene una finca en Ascain, Francia y nos gusta mucho pasar tiempo allí. Al trabajar su prima en el catering de Bokado @bokadobodas y saber que había la posibilidad de hacer la boda en Arcangues, lo tuvimos claro. El Château d’Arcangues nos enamoró y la iglesia de Saint Jean Baptiste de l’Uhabia era perfecta, no muy grande, con bancadas a doble altura, típicas de la zona vasco-francesa. “

¡ No os perdáis la segunda parte de esta boda tan bonita!