Novias

Carla la novia perfecta de los pies a la cabeza

¡Os presentamos a Carla, la novia perfecta de los pies a la cabeza!

Contamos con grandes profesionales,  Lorena Photo Up  para las fotos, vestido de Marta Ferrao, tocado de Canbella, ramo de Dilo con una Flor, pendientes de Acus complementos, zapatos de Robert Vetusta, maquillaje y peinado de Saray Sojo. Esther Ochoa de modelo , Fátima Aguado y Beatriz Liceras de ayudantes de producción y el Hotel Gran Melia Palacio de Los Duques.

Teníamos ganas de diseñar un shooting dónde la novia llevara un vestido que fuera clásico pero no aburrido, un traje con protagonismo, una cola importante y  toques de tendencia como las mangas con volumen.

Un vestido de novia que marcara la figura sin resultar de alfombra roja y con una espalda con un escote especial.

Parece que todo está inventado en el mundo de las novias, pero hay looks te pueden llegar a sorprender.

El estilismo, los complementos que elijas, el peinado, el ramo y tu toque personal es lo que hace que un mismo vestido de novia sea lo más o anodino.

El vestido es de la nueva colección de Marta Ferrao ( aunque ella trabaja  a medida, cada año lanza nuevas propuestas para que sus clientas puedan probarse modelos y ver su estilo), el tocado es de Canbella, el ramo de flores con cardos y ese toque fresh muy verde es de Dilo con una Flor.

El maquillaje fue discreto favorecedor y el peinado, uno de los “hits” de Saray Sojo, y es que unas ondas bien hechas no tienen competidor que pueda hacerle sombra. Por cierto, no hemos cambiado de coordinadora de belleza, no os asustéis , sino que Sarainstyle ha dejado atrás su “nombre artístico como ella dice en broma” para utilizar su nombre “real”. Los pendientes eran el guiño a la tradición de “ese algo azul” y son de Acus Complementos.

Los zapatos fueron una apuesta arriesgada por el color que elegimos pero al verlos en directo el flechazo fue inmediato, son de Robert Vetusta.

El lugar elegido fue el maravilloso patio del Gran Melia Palacio de los Duques, una joyita situada en la Cuesta de Santo Domingo.

La modelo fue Esther Ochoa y Fátima Aguado y Beatriz Liceras trabajaron de asistentes de producción